Pintando la casa

Una buena preparación antes de pintar

resanar antes de pintar

Las paredes casi siempre necesitan un poco de preparación de la superficie antes de que puedas comenzar a pintar. Incluso el yeso nuevo necesita sellarse.

Debes rellenar las grietas y los agujeros, y asegurarte de que todas las superficies estén limpias, lisas y secas.

Puedes pintar sobre superficies pintadas que estén en buenas condiciones, pero asegúrate de quitar o lijar la pintura descascarada.

Posteriormente, busca los tonos adecuados para tus habitaciones. Puedes aprovechar el buen fin en pinturas y adquirir los productos que necesites, como brochas, lijas y sellador.lijar la habitación antes de pintar

La seguridad primero antes de pintar

Siempre usa una mascarilla contra el polvo mientras lijas. Con pintura vieja, puede haber un riesgo adicional de respirar polvo de plomo.

Si tienes alguna duda, utiliza un sencillo kit de prueba de plomo. Si hay plomo, usa una lijadora líquida especialmente formulada. También es una buena idea ponerse unas gafas de seguridad para proteger tus ojos.

También recuerda usar gafas protectoras y máscaras al cortar o aserrar metal. Limpia todo el polvo metálico y las piezas pequeñas antes de comenzar a trabajar de nuevo.

Preparación

La diferencia entre un trabajo de pintura bueno y uno malo generalmente depende de qué tan cuidadosamente prepares la superficie.

Ninguna pintura puede enmascarar adecuadamente las superficies sucias o irregulares, así que asegúrate de eliminar la suciedad, la grasa y el material suelto o desconchado, rellenar los agujeros y reparar los defectos. Incluso puede haber áreas que necesiten retoques en superficies nuevas.

Lavar tu superficie antes de pintar

Siempre debes lavar una superficie antes de pintar sobre ella. Cuanto menos suciedad o grasa haya en una superficie, mejor se verá el trabajo de pintura final.

La grasa, las manchas de nicotina, los dibujos de los niños y las huellas de los dedos se pueden quitar con jabón para trastes y agua.

Intenta lavar y raspar tanto como sea posible, y luego sellar la pared con una solución estabilizadora. Una vez haciendo este trabajo de preparación, puedes comenzar con tu trabajo de pintado. ¡Buenos trazos!

También puede interesar: Cómo pintar una habitación en un día