Pintando la casa

Cómo pintar una habitación en un día

Puedes pintar tu habitación de blanco

Seguro has visto en Instagram muchas ideas de decoración en habitaciones. No cabe duda que pintar es un trabajo excepcional, pero también es un trabajo que necesita mucha preparación.

De hecho, la preparación es todo para que el trabajo de pintura sea excepcional. En resumen, hay que quitar la grasa y el polvo, tapar los hoyos, sellar, proteger los muebles y luego revisar las tendencias de color y elegir el tono de pintura adecuada.

Aquí te dejamos estos consejos que seguro te serán de mucha ayuda.

Puedes pintar tu habitación de azul

Prepara la habitación

El día o la noche antes de pintar, querrás preparar tu habitación. Aleja los muebles de las paredes y cúbrelos si es necesario. Quita las obras de arte y otra decoración de las paredes. Quita los clavos, etc.

Quita las cubiertas de los enchufes e interruptores eléctricos. Guárdalos en un lugar con sus tornillos para que no los pierdas.

Por último, coloca cinta adhesiva alrededor de las molduras, ventanas, zócalos, etc., en cualquier lugar donde desees una línea de pintura nítida.

Llena cualquier agujero antes de pintar

Es posible que esto no sea necesario si planeas usar los mismos orificios para clavos y tornillos, pero si tienes algunos que no te gustaría mostrar, llénalos con resanador y déjalos secar por completo.

Haz una segunda capa si es necesario y, una vez que esté totalmente seco, lija suavemente para asegurarte de que quede al ras de la pared.

Cubre los pisos antes de pintar

No cubrir los pisos es un gran error. A veces ocurren accidentes, la pintura gotea de la brocha y, a veces, pequeñas gotas pueden salir desprendidas del rodillo cuando está completamente empapado.

Cubre el área en la que estás trabajando con un paño protector o una tela que absorba toda la pintura. Luego, junta todos tus muebles en el medio de la habitación. Protégelos de la pintura o el polvo.

Una vez que hayas hecho todo esto, te recomendamos abrir tus tus botes de pintura. Mézclalos en un solo recipiente para que tengas un solo color. Así es, el blanco parece solo blanco, pero puede tener unas diferencias de pigmentos con la otra pintura.

Ahora sí, saca tu rodillo y brochas limpias. Prepara tu bandeja de pintura y manos a la obra que el trabajo apenas comienza.

También te puede interesar: 7 colores de pintura que debes considerar