Pintando la casa

Secretos para una excelente preparación de pintura

sellar con rodillo

Incluso si estás utilizando una pintura de alta calidad, los resultados decepcionarán si la superficie no está bien preparada. Es por ello que necesitas tener varias herramientas y conocimientos previos.

Durante las ofertas de pinturas en el buen fin, aprovecha para comprar brochas, lijas, selladores, resanadores y todo el material que necesites para que tu trabajo de bricolaje sea un verdadero éxito.

La preparación antes de la pintura

Primeros pasos

Raspa la pintura agrietada o descascarada con una espátula de metal y úsala para eliminar golpes, pintura seca y bordes alrededor de los orificios de los clavos.

Reduce los bordes afilados donde quede pintura vieja lijando muy suavente con papel de lija muy fino.

Rellena los hoyos

Aplica un compuesto resanador liviano de secado rápido. Frota un poco en los agujeros con tu dedo. Con una espátula, es más probable que uses demasiado resanador, dejando grumos.

Deja secar, luego lija suavemente. Una vez seco, limpia la pared con una esponja y un poco de agua y jabón para trastes.

Sella antes de aplicar la pintura

Los selladores no siempre son necesarios en todos los proyectos de pintura.

Para saber cuándo debes usar una imprimación o un sellador, primero debes comprender qué tipos de selladores están disponibles y para qué se deben usar.

La mejor manera de comprender los usos previstos es examinarlos primero por categorías.

Los selladores multiusos se han vuelto muy populares debido a su aplicación universal para una amplia variedad de usos.

Pero tenemos una advertencia: algunos fabricantes tienden a exagerar estos productos en situaciones para las que no son necesariamente adecuados.

Quita las telarañas

La pintura necesita una superficie limpia y seca para adherirse. Quita el polvo de techos, paredes y molduras con un plumero en una extensión de poste. O cubre las cerdas de una escoba con un trapo húmedo y comienza a limpiar.

Limpia y quita toda la suciedad antes de aplicar la pintura

Mezcla un detergente de baja espuma para trastes en un balde de agua. Los detergentes espumosos dejarán la superficie demasiado resbaladiza, es por eso que te recomendamos usar uno que no afecte tu trabajo de pintura.

Luego, usa una esponja para limpiar y lijar las imperfecciones, raspando la superficie para una mejor adherencia de la pintura. Dando estos últimos pasos, te recomendamos comenzar con el trabajo de pintado.

También te puede interesar: Una buena preparación antes de pintar