Pintando la casa

Prepara la madera antes de pintar

preparando madera

La pintura es una de las herramientas favoritas a la hora de renovar nuestro hogar. Un recurso económico que podemos utilizar nosotros mismos y que consigue un cambio de look radical cuando se necesita.

Es cierto que se puede conseguir un trabajo maravilloso a la hora de renovar cualquier espacio en la casa. Ya sean las paredes o los muebles, la pintura es la aliada perfecta para conseguir una imagen renovada.

En ocasiones, es posible que tengas muebles o pedazos de madera sin tratar, por lo que aquí te daremos algunos consejos de como pintar madera virgen para tener el mejor resultado.

Ya sea que tengas muebles de madera natural o si te trata de otro tipo de elementos, como lo son las barandillas de escaleras. Pintar la madera es un trabajo sencillo que podemos realizar nosotros mismos sin la necesidad de recurrir a la ayuda de un profesional.

Hoy te diremos las claves de como pintar madera sin tratar y hacerlo como lo hacen los expertos.

Cómo pintar madera sin tratar

Si la apariencia de tus muebles te parece aburrido y quieres darles un aspecto nuevo y diferente, puedes pintarlos de un color diferente y veras como se crea un nuevo mueble. En estos casos, los muebles suelen estar barnizados o acabados con una capa de cera, por lo que tendrás que realizar un tratamiento previo a la madera.

Pero ¿qué pasa si quieres pintar la madera sin tratar? ¿Hay que aplicar algún tipo de imprimación previa? Te contamos cómo realizar un trabajo de este tipo sin cometer errores.

Preparar la madera

El hecho de que la madera esté sin tratar no quiere decir que no tengamos que hacer absolutamente nada antes de tomar la brocha y comenzar a pintar. Siempre es bueno preparar un poco la madera para que reciba la pintura de la mejor manera posible y mejorar el trabajo.

En los muebles de madera que no tienen ningún tratamiento previo, basta con darle un lijado a la superficie. No hace falta lijar demasiado, con un lijado suave y regular será suficiente para abrir el poro de la madera.

Conviene elegir una lija de un número medio, entre el 120 y el 180. Es importante lijar siempre en el sentido de la veta de la madera. Después se debe eliminar muy bien el polvo resultante del lijado con un trapo húmedo. Evita el exceso de agua para evitar que se hinche la madera.

Elige la pintura

Una vez preparada la superficie de la madera, llega el momento de ver como pintar la madera. Pero antes hay que elegir el tipo de pintura que te conviene más.

Hay muchos productos para pintar madera sin teñir, algunos de ellos son los esmaltes, tintes, y hasta pintura en gis. Cada uno aporta sus propias características al resultado final, por lo que hay que elegir el más adecuado para conseguir el efecto deseado.

Los esmaltes son una buena opción para pintar madera sin tratar. En este caso hemos de elegir entre esmaltes acrílicos (al agua) o sintéticos (al disolvente). Antes los esmaltes sintéticos se elegían cuando se necesitaba una pintura resistente. Sin embargo, los esmaltes acrílicos actuales son muy buenos y ofrecen gran resistencia, por lo que podemos optar por ellos sin equivocarnos.

Los productos acrílicos tienen la ventaja de que se diluyen y se limpian con agua, por lo que trabajar con ellos es más fácil. Los encontrarás con acabado mate, brillo o satinado.

Mira más consejos en nuestra guía para pintar madera