Pintando la casa

Los colores de pintura que aumentan el valor de tu casa

Si planeas incluir tu casa en el mercado, no olvides que los colores de pintura ayudan a aumentar el valor de tu propiedad.

Una de las formas más fáciles y rentables de aumentar su valor es también una de las más simples: pintar.

Para este trabajo puedes utilizar pintura vinílica blanca, ya que combina con cualquier gama de colores. También toma en cuenta la importancia de los colores neutros en esta clase de trabajos.

Sin más preámbulos, te compartimos esta información.

Pintura interior: selecciona colores neutros cálidos

Es más probable que tu casa se venda con una nueva capa de pintura, ya que es lo primero que ven los compradores.

Los colores neutros facilitan que los compradores potenciales se imaginen viviendo ahí, pues esos colores combinan con casi cualquier cosa.

Los tipos de pintura también importan

La pintura tiene más que solo color. Los diferentes acabados y brillos pueden afectar la forma en que resaltas el color de la pintura, la facilidad de limpieza de una pared y otros factores.

Compra brochas y rodillos de alta calidad para obtener un acabado uniforme e impecable.

Usa pintura semibrillante en los baños donde podría haber humedad. No olvides pintar los adornos y el techo, no solo las paredes.

colores de pintura

Pintura exterior: no más de tres colores de pintura

El exterior de tu casa es lo primero que ven los compradores potenciales. Algunas casas, como las de ladrillo, no requieren pintura nueva. Pero los exteriores como el revestimiento y el estuco sí podrían necesitar pintura nueva.

No debe haber más de tres colores en el exterior de la casa. Se recomienda seguir la regla de porcentaje 60-30-10:

  • El 60 por ciento es el cuerpo de la casa, como el estuco o el ladrillo.
  • El 30 por ciento son las puertas y molduras.
  • El 10 por ciento final es el frente y las contraventanas, con solo un toque de color.

Hay que saber qué habitaciones priorizar

Las habitaciones pequeñas pueden parecer más grandes si las pintas con un color más claro o pastel. Si pintas la moldura y las paredes del mismo color, estás creando la ilusión de un espacio más grande.

Hay que priorizar la pintura de la cocina, baños, entradas y vestíbulo. Compra una lata de muestra y pinta en la pared o en un trozo de cartón para verificar si funciona en el espacio.

También te puede interesar: Mejores consejos de decoración en el hogar