Pintando la casa

Como pintar una pared que tiene papel tapiz

pared con papel tapiz recibiendo una cubeta de pintura

Si quieres cambiar los colores de alguna habitación de tu hogar, pero las paredes cuentan con papel tapiz, tal vez no sea necesario quitarlo del todo. Sigue leyendo y hazlo tu mismo, con la siguiente guía sobre cómo pintar una pared que tiene papel tapiz.

Como pintar una pared que tiene papel tapiz

Si piensas eliminar un papel tapiz que ha pasado muchos años en las paredes de una habitación, es probable que descubras muchos inconvenientes debajo, especialmente si no fuiste tú quien colocó el papel al principio.

También puede que encuentres muchas capas de este recubrimiento debajo, lo cual es más difícil de quitar.

Sabemos que lo correcto es retirar el papel en su totalidad y hacer las reparaciones necesarias en el concreto. Sin embargo, puedes utilizar esta guía si el tiempo es indispensable para este trabajo.

Ten en cuenta que no puedes comenzar a pintar sin alguna preparación, es por eso que aquí te decimos como pintar una pared que tiene papel tapiz.

Limpia la superficie

Es necesario que te asegures de que no haya partículas de polvo manchas o algo que pueda arruinar la pintura. El proceso de imprimación puede verse afectado si la pared no se limpia adecuadamente.

Puedes usar un paño para quitar el polvo o la suciedad. Este debe estar apenas húmedo, ya que no tienes que mojar las paredes.

Si la superficie tiene grasa, puedes usar una solución de detergente suave, pero te recomendamos usar una solución de TSP en su lugar. Sigue las instrucciones del fabricante y asegúrate de usar equipo de seguridad.

Retoca el papel

Si el papel se está despegando o las costuras están sueltas, ahora es el momento de solucionar estos problemas, de lo contrario, la imprimación y la pintura podrían empeorar estos detalles. Usa adhesivo especial para pegar estas partes.

También puedes cortar cualquier extremo suelto u ondulación. Si es posible, lija y rellena las imperfecciones de la pared.

Aplica una imprimación

Es importante utilizar una imprimación a base de aceite para esto, ya que una a base de agua no funcionaria. Una imprimación a base de agua solo sería absorbida por el papel tapiz, mientras que la base de aceite proporcionará esa capa exterior sobre la que necesitas pintar.

Corta las esquinas y los bordes con una espátula pequeña. Después de eso, es más fácil usar un rodillo, pero también puedes aplicar la imprimación con una brocha si lo deseas. Recuerda dejar secar completamente el producto de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

Hora de pintar

Cuando la imprimación esté seca, puedes aplicar la primer capa de pintura. Al igual que con la imprimación, corta o divide el contorno de puertas y ventanas. Después utiliza un rodillo para aplicar la pintura.

Comienza en una esquina y pinta horizontalmente, desde la parte superior de la pared hasta la parte inferior; después deja secar la pintura completamente. Recuerda que las condiciones climáticas pueden afectar el tiempo de secado indicado en el producto.

Para obtener los mejores resultados, puedes aplicar una segunda capa de pintura. No olvides quitar la cinta de pintor antes de que se seque la pintura. Consulta las recomendaciones del fabricante, pero generalmente se debe quitar lentamente cuando la pintura esté seca al tacto, aproximadamente una hora después de pintar.

Esta guía para pintar una pared que tiene papel tapiz te ayudará a obtener resultados más óptimos sin dedicarle tanto tiempo a este trabajo. Nuestra última recomendación es no pintar sobre papel brilloso, metálico o con respaldo de tela. Solo en esos tres casos si es necesario quitar todo el residuo del papel antes de realizar tu renovación.

También puede interesarte: