Pintando la casa

Colores atemporales que aportan belleza a tu sala

sala negra

La sala es una de las habitaciones que hacen de tu casa un hogar. Ocio, comodidad, convivencia. Es el escenario de innumerables recuerdos y momentos de paz.

No es sorprendente que los colores de pintura para salas tengan un gran impacto en el estado de ánimo general de tu hogar.

Ya sea que estés buscando contratar a un pintor o hacerlo tú mismo, revisa cuáles son las  tendencias en colores para interiores de casas. Elige los tonos que más se adapten a tu hogar.

sala beige

Verde para tu sala

El verde es el color de la armonía y la renovación. Debido a que se hace eco de los tonos del mundo natural, es uno de los mejores colores de pintura para el hogar. Si no tienes el espacio (o la energía) para un grupo de plantas de interior, las paredes verdes serán el toque de vida que tu sala necesita.

El verde puede ser fresco y sutil al mismo tiempo; es la alternativa perfecta para aquellos que encuentran los neutrales demasiado aburridos.

Gris

Las paredes grises hacen que tu sala se sienta más espaciosa. Elegante y serena, una habitación gris se adapta tanto a la decoración modernista como a los conjuntos vintage.

Si te gusta experimentar con toques de color y piezas de conversación, las paredes grises proporcionan un bonito telón de fondo para tu arte.

El gris es un neutro popular para cualquier habitación de la casa, pero se ve particularmente sofisticado en la sala. Es uno de los colores más populares.

Azul para tu sala

El azul tiene un efecto calmante y estabilizador en cualquier hogar. Hay muchos tonos atractivos de azul y todos combinan bien con neutros como el marrón y el crema.

Si tu sala tiene pisos de madera, el azul es una opción especialmente elegante. Las salas azules parecen limpias y ordenadas sin sacrificar el color.

Beige

El beige es el neutro ideal para los diseñadores de interiores. Una sala beige es esencial para un decorador que ama el look minimalista. La tendencia de diseño más candente consiste en poblar tu sala con diferentes tonos de blanco.

Las paredes beige sutiles preparan el escenario para este efecto deslumbrante y elegante.

Negro para tu sala

El negro no es el color más obvio para una sala, pero eso es lo que lo hace tan genial. Si pintas de negro las paredes de esta habitación, los detalles arquitectónicos llamarán más la atención.

Tus muebles resaltarán contra el fondo oscuro. Si tu sala recibe mucho sol, las paredes negras pueden atenuar el resplandor de la luz natural. Hay muchas formas de diseñar una sala negra, y todas hacen una fuerte declaración que será la pieza central de tu hogar.

También te puede interesar: ¿De qué color deberías pintar tu habitación?