Decoración de casa

¿Qué son las pinturas antibacteriales?

Pinturas Antibacteriales

La industria de las pinturas antibacteriales está creciendo rápidamente. Actualmente se considera un sector de miles de millones, las pinturas antibacteriales se desarrollan para prevenir el crecimiento de bacterias y gérmenes en varias superficies. En el sector de la salud han tenido una demanda creciente. Las pinturas antibacteriales tienen un gran mercado en la región de América del Norte.

Usos de pinturas antibacterial

Las pinturas antibacteriales como Vinimex total antibacterial se aplican principalmente en paredes, mostradores, manijas de puertas, así como a otras áreas de alto contacto: como aparatos mecánicos y respiradores además de muchas más superficies. Los fabricantes de pinturas de paredes las hacen para limitar el crecimiento de patógenos en las instalaciones. Además de esto, las instalaciones médicas y los hospitales están utilizando estas pinturas en sus instalaciones médicas.

Los analistas de la industria global afirman que el segmento de dispositivos médicos está listo para observar un progreso notable en las pinturas antibacteriales en el futuro. Los factores que contribuyen a este crecimiento incluyen el hecho de que los casos de infección adquirida en los hospital están aumentando en número, lo que motiva el uso más extenso de pinturas antibacterial en los dispositivos médicos.

Además de ayudar a prevenir el crecimiento y la propagación de bacterias y gérmenes, las pinturas antibacteriales pueden afectar positivamente la forma en que se limpian las instalaciones de salud. Por ejemplo, si las repisas están recubiertas con pintura antibacterial la constante desinfección no es tan necesaria. Siendo este el caso, el uso de pinturas antibacteriales ayudará a disminuir considerablemente los efectos ambientales de la limpieza dentro de las instalaciones médicas.

Beneficios de las pinturas antibacteriales.

Protección duradera contra microbios. Se ha comprobado científicamente que las pinturas antibacteriales tienen aditivos que proporcionan una protección adecuada y duradera contra hongos, moho y bacterias. Por lo tanto, esto minimiza los malos olores, las manchas y la degradación del material en las superficies donde se aplican. Durante todo el tiempo que la pintura este en esa superficie, los microbios no tendrán la oportunidad y el ambiente para crecer y sobrevivir.

Una vida más larga. Una vez que las pinturas antibacteriales se han aplicado a una superficie, no causan decoloración, ni afectan el aspecto final de la superficie. El agente antimicrobiano tiene una vida útil que durará más de lo esperado en las cubiertas. Por lo tanto, esto los hace menos propensos al hedor y los bultos que generalmente caracterizan a otros productos.

Económico. Las instalaciones médicas, las instituciones públicas y los administradores de edificios tienen la posibilidad de ahorrar una increíble cantidad de dinero, ya que reducen los costos de mantenimiento asociados con el reemplazo de artículos no sanitarios. La limpieza de cualquier objeto que necesite mantenimiento sanitario puede recubrirse con pinturas antimicrobianas, lo que reduce los costos de suministro y mano de obra.

Limpieza y salud mejoradas. Hay una tendencia continua de propagación de gérmenes y bacterias donde hay una población significativa. Las oficinas de hospital son lugares importantes para los gérmenes ya que estos lugares se caracterizan por interacciones humanas sustanciales todos los días. Las pinturas antibacteriales permiten aumentar la limpieza en una escala considerable al reducir la presencia de gérmenes y bacterias en el aire, así como puntos de rastreo de alto volumen, como barandales, interruptores de luz y pomos de las puertas.

Relacionado:Aprende a engrasar tus muebles de madera