Decoración de casa

Cómo evitar la oxidación con pintura

persona evitando la oxidación con pintura

La pintura contra oxido, es uno de los métodos de protección antocorrosiva para tratar las superficies que padecen o están propensos a la oxidación. Por esta razón, a continuación te dedirémos cómo evitar la oxidación con pintura.

Cómo evitar la oxidación con pintura

Algunos consejos útiles para tener en cuenta son:

  • Quita todo el óxido y corrosión antes de comenzar a pintar. De esta manera evitarás que el problema vuelva a aparecer.
  • En caso de que la zona a pintar posea pintura en buen estado y cueste quitarla solamente con la lija, puedes aplicar directamente pintura antioxidante sin eliminar el óxido.
  • La imprimación es muy efectiva para productos especiales como pinturas martelé o tipo forja que actúa generando una capa protectora.
  • La calidad de la pintura anticorrosiva es primordial y un punto esencial que debemos considerar. Lo mismo ocurre con las herramientas de trabajo que emplearás para aplicarla y que te ayudarán a lograr resultados profesionales.

Primer paso

Para comenzar con el trabajo necesitas: lijas especiales para hierro, cepillos de alambre, estropajos de aluminio, trapos, disolvente y pintura antioxidante.

Como hemos mencionado anteriormente, la limpieza de la zona oxidada es el paso más importante y el primero antes de realizar otro trabajo sobre la superficie. Se debe lijar el óxido y desprender todo lo que se encuentra adherido sobre el metal con ayuda de los cepillos y lijas especiales. El metal o hierro debe quedar completamente limpio.

Para ello puedes ayudarte con el estropajo de alambre que permite matizar la pintura que cuesta quitar, y crear en ella una rugosidad que facilite la adherencia de los productos posteriores que utilizarás.

Segundo paso

Después limpia la superficie a pintar con un producto disolvente para que el soporte quede limpio y sin restos de grasa, suciedad, polvo indeseado u otros agentes corrosivos que pudiera tener el metal. Evita usar siempre el mismo trapo para limpiar varias veces la zona. Lo recomendable es utilizar diferentes trapos para no remover suciedad y trasladarla hacia otra parte del elemento que se está limpiando.

Si la pintura o el óxido es imposible de quitar, deberás emplear alguna imprimación: productos especiales que lo endurecen, lo neutralizan y lo transforman en una película capaz de soportar perfectamente la nueva pintura que aplicarás. Ahora ya sabrás cómo evitar la oxidación con pijntura.

Último paso

En este último paso ya podrás dar una o dos manos de tu pintura para óxido elegida, siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante. En general, y como mínimo, deben aplicarse dos capas para que el efecto anticorrosivo sea efectivo.

Esperamos que estos consejos sobre cómo evitar la oxidación con pintura anticorrosiva te ayude a mantener el metal de tu casa en excelentes condiciones. Recuerda que puedes compartirnos tus anécdotas en los comentarios.

Relacionados:

Pinta las tablas de intemperie de tu hogar