Decoración de casa

¿Cómo impermeabilizar tus paredes en casa?

Formas de eliminar la húmedad en casa

Debido a que las construcciones están expuestas la intemperie, los muros y azoteas tienden a absorber agua. De vez en cuando puedes notar paredes húmedas en la casa, charcos de agua aquí y allá o, en el peor de los casos, inundaciones durante la temporada de lluvias.

Los muros húmedos pueden provocar la descamación de la pintura, el crecimiento de moho y hongos, la madera podrida y el daño a los artículos almacenados.

Mientras los constructores toman medidas para impermeabilizar durante la construcción, con el tiempo una casa puede asentarse, creando grietas en las paredes y el agua puede filtrarse a través de ellas haciendo que las paredes se sientan húmedas.

A medida que el agua de las paredes se evapora, el aire en la casa se vuelve más húmedo. Un deshumidificador de alta calidad ayudará a eliminar el exceso de humedad, pero la mejor solución a largo plazo es impermeabilizar las paredes.

Dependiendo del problema de humedad, la solución podría ser simple o podría requerir la ayuda de un contratista. Si estás buscando impermeabilizar las paredes, los siguientes consejos te ayudarán a comenzar con el pie derecho.

También te puede interesar: Consejos para comenzar a pintar en una remodelacion

Determina la fuente del agua

Debido a que el concreto es poroso, a menudo puedes ver rayas húmedas que te permiten saber dónde entra el agua. Busca las grietas, en las esquinas de las ventanas, entre las juntas y alrededor de las tuberías.

Sin embargo, si toda la superficie está mojada, deberás realizar una prueba de condensación simple; seca un área y pega una pieza de papel aluminio con cinta adhesiva. Después de 24 horas siente la parte inferior de la lámina. Si está mojado, el agua se filtra a través del exterior. Si está seco, la humedad se origina en otra parte.

No repares las paredes con agua

Durante una estación lluviosa, una grieta puede permitir que, entre agua al interior, pero antes de reparar la pared, retira toda el agua del piso. Trabajar en un lugar inundado de agua aumenta el riesgo de electrocución.

Desconecta la alimentación y luego usa una bomba para eliminar el agua. La descargará a la superficie de tu jardín a través de una manguera de jardín. Cuando el sótano esté libre de agua, proceda a inspeccionar, fijar e impermeabilizar efectivamente las paredes del sótano.

Coloca cemento hidráulico

Otra área donde comúnmente hay grietas es en la parte inferior de las paredes. Lo que puede crear lo que se conoce como “junta fría“, un punto débil en la base entre la pared, en donde se pueden desarrollar grietas de mayor tamaño por el desplazamiento y el asentamiento de la parte inferior.

Afortunadamente, sellar grietas es una tarea simple que consiste en llenarlas con cemento hidráulico. El cemento se compone de aditivos que lo hacen expandirse y empujar profundamente las grietas y hendiduras para formar una unión estanca.

No te olvides de las ventanas

Las ventanas comúnmente trasminan agua en las paredes porque tienden a retener agua. Esto puede conducir a la acumulación de agua alrededor del fondo de una ventana y luego filtrarse.

Para ayudar a que el agua de lluvia no se filtre, calafatea alrededor de la ventana con una masilla para mampostería. Además, instala una cubierta inclinada sobre la ventana para alejar el agua de lluvia.

Aplica impermeabilizante en las paredes

Si tu prueba de aluminio mostró que el agua está empapando las paredes dejándolas húmedas, sella el interior de las paredes con una pintura impermeable de alta calidad. Busca varias opciones para ver cual es el mejor impermeabilizante local.

Cuando impermeabilices, cepilla en área y aplica pintura suficiente para llenar todos los pequeños agujeros de la superficie, luego deja que se seque por completo antes de aplicar una segunda capa. Cuando esté completamente seco, el sellador forma una unión hermética para evitar que se filtre humedad.

No apliques sellador sobre paredes pintadas

Si pintaron las paredes, tendrás que quitar la pintura antes de aplicar el sellador, que solo se adhiere bien las superficies lisas. También es necesario eliminar los depósitos blancos en la superficie de los muros antes de aplicar el sellador.

Después de realizar estos simples pasos ya no tendrás que preocuparte más por el agua dentro de la casa, las paredes húmedas y con manchas verdes de moho. Es un método económico y fácil de hacer. Además, conseguir impermeabilizantes con calidad garantiza es bastante sencillo, basta con ir a tu distribuir local y llevarlo a casa y reparar el daño que hay en las paredes de la casa.